Salir de la Comunidad de Murcia no es algo inaudito. Buena parte de los que tenemos sangre murciana, tenemos primos por toda España. Aquellos primos, repartidos por la geografía nacional, abandonaron la huerta para ir a lugares industriales, hacer fortuna o intentarlo al menos.

Seguir su ejemplo no es nada fácil. Es dejar atrás tu tierra, lo que has vivido y conocido muchos años. Al salir de ella te das cuenta de una cosa: nadie tiene ni idea de cómo es el lugar del que vienes. Una serie de estereotipos y prejuicios, alentados por ejemplos mediáticos nada representativos, hacen que Murcia y los murcianos seamos grandes desconocidos.

Al presentarte y decir de dónde vienes hay tres respuestas bastante repetitivas. La primera es hablarte de la Manga, a lo que me toca contestar que nunca he estado allí. La segunda, preguntarte si conoces a no sé quién; a algunos les cuesta entender que Murcia no es un pueblo. La tercera, y la que más me desconcierta, decir: “Acho, pijo, guevo” y esperar que ¿te rías?

Ante esto me pregunto si algunos de mis interlocutores sabrán ciertas cosas de Murcia. ¿Sabrán que Guillén, Lorca, Alberti, Alonso y otros grandes dejaron su firma en Verso y Prosa, revista murciana? ¿Sabrán que Juan de la Cierva, aquel que da nombre a tantas calles en nuestro país, venía de nuestra patria chica? ¿Sabrán del arte que las manos de Salzillo crearon o las ideas que sentaron a la mesa de Dalí a Emilio Pérez Piñero? ¿Sabrán algo del prestigio de la Universidad de Murcia en campos como el Derecho? ¿Cuántos sabrán algo más de Murcia además de que decimos “acho” y merendamos eses?

Es en Murcia donde aprendí el valor de la tierra, donde me formé y eduqué gracias a grandes profesores, donde me enseñaron que más allá de la apariencia está la esencia y que esta es individual. Es todo esto lo que me hace comenzar este viernes 21 de septiembre a acompañarles durante un tiempo, que esperemos sea un gran tiempo.

Esta ha sido mi primera vez en la prensa impresa, y la verdad que ha sido bastante satisfactoria ;).

Anuncios