Lorca no ha sido olvidado. Sus versos aplicables a dramas actuales; el Público aún rabiosamente expectante en asuntos ajenos y transmutando la vida y el ser en teatro, en parecer son claves para que el autor de los versos frustrados sea, a día de hoy, recordado. Aquí os dejo un humilde homenaje personal al poeta de la frustración:

 

El verso frustrado, fusilado

la bala al bardo ha callado.

Los versos hablan de un drama

que aún se encuentra asentado.

 

76 años han pasado desde el

espinoso final y funesto resultado.

El hombre del teatro humano

ha dejado el final abierto a otra mano.

 

Habla de dramas humanos, de amores

y pasiones frustrados por el humano.

El es Lorca, bardo, señorito y controvertido

Abandona buena cuna por la cama del marino.

 

Titiritero de las Alba, consejero de Yerma, peine

de la nívea Rosita y cómplice del fuego fatuo

de Don Perimplín. El es señor entre versos gitanos

y sirviente entre amores que la moral ha defenestrado.

 

El habló del teatro de las calles, del frustrado

en actor forzado transmutado. El habló de abolir

ese teatro, de dejar las pantomimas, de que el

actor hablará de lo humano, no negara su sentir.

 

El falaz teatro sigue bien cimentado, el sufriente

lorquiano la paz no ha encontrado. Los versos

podrían emanar de las historias de la España

actual. Lorca, tu funesta musa no ha marchado.

 

Entre versos frustrado, sonrisas vencedoras.

Luchas ganadas, batallas perdidas, escaramuzas

en tablas. Los frustrados no han mermado, pero

los valientes sus empeños no han cesado.

 

Décadas sin el soberano del verso y la prosa

de la frustración. Décadas del ser contra

el parecer. Historias que el fusil no ha acallado.,

ejemplos que han alentado, Lorca no ha sido olvidado.

Anuncios