La incertidumbre sobre quién ocupará el cargo presidencial en el Consejo administrativo de RTVE toca a su fin. Sonaron tantos nombres, la mayoría solo sonaron, y hoy se desvela quienes son,  para algunos se debería decir es, los candidatos.

No es cuestión de hablar de Leopoldo González Echenique Castellanos de Ubao. Esto se debe a que lo harán mejor y con mayor precisión otros medios,  también espero que lo hagan con mayor información porque el nuevo candidato es un misterio. ¿González?, ¿Echenique?, ¿Castellanos de Ubao? el que algunos ya ven como el presidente de la pública,no está solo en las candidaturas populares.

Hablo de las populares, perdón por obviar las de CIU y el Senado, pero según la reforma de ley con la mayoría absoluta del partido gobernante se puede elegir este cargo. Algo que PSOE ha aprehendido y parece haber puesto en práctica al preferir ahorrar el desaire de ser rechazado a su candidato. ¿Derrotismo, incapacidad, realismo?

Dejando dires y diretes a un lado, vuelvo a la otra cara de la candidatura popular. Una facción escondida, que se opone al otro candidato. El cambio es drástico: de un economista y abogado, a una periodista de trayectoria. Esta es Marisa Ciriza Coscolín, una periodista que sabe que es estar bajo los focos y en la retaguardia de la pública, una mujer a la que los medios a los que ha entregado su vida han catapultado al anonimato.

Cinco candidatos oficiales, dos candidatos apoyados por la mayoría del congreso, uno envestido antes de ser confirmado. La televisión pública cede sus riendas a un burócrata, a un hombre que va a pasar de ser secretario de una firma de hoteles a dirigir el contenido que entra a nuestro hogares con el sello del Estado. Si alguien quería una prueba de que la información ya no es cosa de periodistas ,aquí la tiene, con esta periodista que no ha sido ni considerada dentro de las ternas mediáticas. Una periodista sin presidencia.

Anuncios